El águila solitaria en peligro de extinción

El águila solitaria (Harpyhaliactus solitarius) integra la familia Accipitridae.

A menudo vuela a grandes alturas y se puede encontrar en los densos bosques. Su población se extiende desde el norte de México hasta el norte de Argentina.

El águila solitaria se alimenta de presas vivas como, monos, aves, reptiles, insectos, entre otros mamíferos arbóreos.

Tiene un tamaño considerable, su envergadura es de 76cm y llega a pesar 3kg.

Su cuerpo se encuentra cubierto de plumas de color gris oscuro, sobresale una cresta prominente de su nuca. Su cola es corta, sus alas son anchas.

Son distintos los ejemplares jóvenes. Su color es pardo oscuro, con manchas oscuras y su pecho es de color negro.

Por los pesticidas y la deforestación se encuentra en peligro de extinción.

Enviar comentario