El extinto oso Mexicano

El oso mexicano (Ursus arctos Nelson) se extinguió en el año 1964. Fue una subespecie del oso pardo. Recibe distintos nombres como “oso plateado” u “oso pardo mexicano”, en inglés se llama Mexican Grizzly bear.

Era uno de los mamíferos más grandes y pesados que haya existido. Su pelo es de color rojizo, en su cara le podemos observar una bandas de color plata, al igual que sus patas y su cuerpo. Son de color negro sus orejas.

Tenia un peso de 318kg y mide 1,83 metros.

El oso mexicano se alimentaba de plantas, insectos, frutas y también de otros mamíferos y de carroña.

Cada tres años estas especies dan a luz de 1 a 3 osos por camada.

Los conquistadores fueron los primeros en tener contacto con el oso mexicanos en el siglo XVI. En el siglo XIX los Estados Unidos expandieron sus áreas donde esta especie habitaba. Se encontraron amenazados por la sobrepoblación humana. Los europeos no solo llegaron solos, también trajeron su ganado, el cual el oso mexicano se alimentaba del ganado. Por eso los mataban y envenenaban.

Enviar comentario